Google

Tras que eramos pocos

sábado, 27 de septiembre de 2008

El pasado Jueves estaba llegando a casa de comprar unas cosas cuando empiezo a sentir un griterío tremendo de un perro al que lo estaban castigando feo. Cuando miro bien veo a 50mts a tres perros que estaban meta pegarle tarascones a algo que no alcanzaba a visualizar pero obvio que era otro can.

Largué lo que tenía en la mano y pegue un trote hasta el lugar haciendo gestos como de lanzar piedras y logré que los perros se fueran. Cuando llegué al lugar justo empecé a mirar para todos lados pero sin lograr ver nada. Cuando me estoy llendo noto que justo debajo mío se empieza a mover entre una bolsa de basura algo y cuando me agacho... Oh Sorpresa, un cachorrito.

Para aquellos que no me conocen, tanto yo como mi esposa, somos recontra amantes de los animales siendo así que tenemos 4 perros y como 6 gatos casi todos de índole callejera, asi que imaginénse... No me quedó otra que agarrarlo y entre temblequeos y llantos me miró con esa mirada típica de cachorrito que me mató. Mi idea era llevarlo a casa y ver si estaba muy lastimado, ver de darle de comer y de última buscar por el barrio si tenía dueño, pero al fin y al cabo: ¡Bienvenido Axel a la Familia!

6 comentarios:

Paco Montoro dijo...

Pablo, deberíamos de tomar el ejemplo vuestro. Felicidades por ser así.
Saludos

David Rodriguez Roures dijo...

Eso dice mucho de ti,a mi también me gustan muchos los animales,yo en casa tengo un gato desde hace 15 años,también te felicito por la acción,un saludo.

German Alonso dijo...

Es una monada de perro. Que lo disfrutes.

Abrazos, Germán.

CarLitros dijo...

Pablo,
Gran gesto el tuyo. Seguro que ese nuevo miembro de tu hogar te da alegrías y buenos ratos.
Saludos.

Silvina dijo...

Que bueno Pablo le salvaste la vida lo hubieran matado si no intervenías!! Es hermoso!!!
Los demas lo aceptaron??

Pablo Diaz dijo...

Paco: No se si tomar el ejemplo porque no todos pueden, pero al menos deberíamos no dejar los cachorros tirados por ahí.

David: Gracias. Creo que cuando uno se acostumbra a la compania animal, es imposible desacostumbrarse.

Germán :Una monada, pero insoportable como todo cachorro... ya estoy pensando en devolverlo, jajja.

Carlitos: La verdad que es cierto. Un animal es realmente una alegría y además una compania en todo momento.

Sil: No se si lo hubieran matado pero le dieron bastante duro. Con el resto ya estan socializando. Igualmente todavía lo tengo adentro por el tema de las vacunas.

Saludos